El día que el capitalismo invadió Marte

destino la tierra
“Destination Earth” (John Sutherland, 1956) se estrenó cuando ya habían pasado casi diez años desde el inicio de la fiebre de los platos voladores, en pleno auge de la Guerra Fría. También había pasado más de medio siglo desde que la posible presencia de criaturas inteligentes en Marte devino lugar común: a comienzos del siglo XX su existencia era tan obvia que, cuando una revista desafió a presentar pruebas sobre extraterrestres, los marcianos estaban fuera de competencia porque los científicos descartaban su existencia en el planeta rojo.

La idea de que los seres de otro mundo deben poseer una inteligencia superior también era vieja: al menos tiene 600 años de antigüedad, desde el teólogo y filósofo Nicolás de Cusa (1401-1464) al escritor Bernard le Bovier de Fontenelle (1657-1757)

descargaEn “Destination Earth” el escenario se da vuelta. Los terrícolas son tecnológicamente superiores y no sólo eso: han descubierto la prosperidad gracias al capitalismo. Así, cuando la disciplinada civilización marciana, liderada por un emperador de pésimo carácter, Ogg, envía un platillo a la Tierra, el atolondrado piloto queda asombrado: todo en la Tierra, mejor dicho, en los EE.UU., funciona maravillosamente bien.

En los 14 minutos del corto, patrocinado por el Instituto Americano del Petróleo, sabremos que la utopía alcanzada en la Tierra surge de los pozos petroleros, cuya prosperidad, que nada sabe de derroches, está basada en la libertad de mercado.

marcianosDigamos que el marciano había ido con la misión de encontrar una fuente de energía que permitiera impulsar la flota de vehículos del imperio de Ogg. Y es en los EE.UU. donde el enviado descubre esa prodigiosa fuente de energía, inextinguible y barata, que hace a los terrícolas más avanzados y felices.

Ogg, un dictador muy parecido a Stalin, queda descolocado cuando el marciano llega con una información que “revoluciona” el planeta: las muchedumbres abandonan a Ogg para leer ávidamente libros sobre la industria petrolera y economía de mercado. De inmediato comienzan a establecer sus propias compañías petroleras.

oilAsí, tan fácil, el capitalismo tumbó a Ogg.

Por aquellos tiempos, la industria del petróleo manejaba la orden del día en forma directa; sus instituciones generaban literatura, revistas, programas y películas como ésta para asociar la libertad de empresa con el bienestar económico y social, capaz incluso de derrocar sociedades totalitarias y represivas a fuerza de puro poder de convicción, y no de asesinatos en masa, pavorosos índices de desempleo y hambrunas ajenas.

Con los años, se hizo más evidente que las petroleras y otras empresas igualmente poderosas iban a tener que recurrir a intervenciones militares, dictaduras y ministros de economía educados en universidades amigas para preservar sus riquezas. Pasado el tiempo de los gobiernos militares, llegaron las derechas democráticas, cuyos políticos asumen sus agendas con menos derramamiento de sangre y, a menudo, con la alegre aceptación de pueblos sin memoria.

petroleoEnlace externo: para descargar la película. 

NOTAS RELACIONADAS

Variedades de lechuga extraterrestre
Marcianos
David Bowie pide que lo dejen en paz
Cine como radioteatro
Bimbo, el perro que fue a Marte, expulsado por “bestialismo”
Nostalgias de E.T. (o) Las lagrimas de Elliot nunca secaran
La barbería de los comunistas galácticos
Políticos con la cabeza puesta en Marte
El extraño caso de la cabeza perdida de Philip K Dick
Hilary Clinton: nueva esperanza contra la conspiración
La masonería en la Luna
Para Obama “los ET ejercen un estricto control sobre nosotros”
Mundial: evitemos las conspiraciones de siempre
Conspiracionismo humanum est
Animales sueltos
Adiós a Bronco, el cazador de reptilianos
Weld, la illuminati que inventó la contracultura
“Yo era Juan el Bautista y me decapitaron”
Lilita descarriló y otros mitos de la vanguardia ecologista
¡Huid! ¡Salvad vuestras viudas! ¡Ovnis nazis atacan a la Tierra!

El que prescribe

Alejandro Agostinelli, editor de este blog, es periodista desde 1982.

Fue redactor de las revistas Conozca Más, MisteriosEnciclopedia Popular Magazine Gente, y de los diarios La prensaPágina/12. Fue uno de los impulsores de la Fundación CAIRP y escribió y asesoró a la revista El Ojo Escéptico. También fue productor de televisión en Canal 9 y América TV. Fue secretario de redacción de las revistas de divulgación científica Descubrir NEO y fue editor de una docena de colecciones de infomagazines para la revista Noticias y otras de Editorial Perfil. Últimamente ha colaborado en las revistas Pensar, publicada por el Center For Inquiry Argentina (CFI / Argentina), El Escéptico y Newsweek.

Fue creador del sitio Dios! (2002-2004) y del blog Magia crítica. Crónicas y meditaciones en la sociedad de las creencias ilimitadas (2009-2010). Es autor de Invasores. Historias reales de extraterrestres en la Argentina (Random House, 2009).

Asesoró a Incoming, el noticiero de Canal Infinito (2009-2011) y escribió la columna Ciencia Bruja en Yahoo! Argentina y Yahoo! español (2010-2012). Asesoró a las productoras SnapTv y Nippur Media en la producción de documentales históricos y científicos para NatGeo (2011-2013).

Contacto: aagostinelli@gmail.com
Alejandro Agostinelli en Twitter
Alejandro Agostinelli/Factor 302.4 en Facebook
+ info sobre el autor, Wikipedia en Español
+more info about Wikipedia English