• ago : 19 : 2014 - ¡Hasta siempre, Jesús!
  • ago : 12 : 2014 - ¡Nanu Nanu, Williams!
  • ago : 6 : 2014 - Platos voladores en la Argentina: primeros recortes de prensa (1947)
  • jul : 22 : 2014 - José Fonseca Ferreira Neto (1950-2008). Evocación de un antropólogo de lo extraño
  • jul : 8 : 2014 - Remember Roswell (III) Patente de Corso
4 diciembre, 2012

Hace poco tuve que tender un manto de misterio sobre el motivo por el cual no pude mantener actualizado este blog. Ya lo puedo decir. La causa fue mi participación como asesor en el ciclo de Nat Geo Los Elegidos. Fueron más de cinco meses de trabajo que ahora terminan en menos de 2 horas y media compactas horas de aire.

Los Elegidos aborda el fenómeno cultural, social y religioso del movimiento de contactados con extraterrestres en América Latina, Brasil y los EE.UU. El objetivo del ciclo fue dar la palabra a los protagonistas, presenciar los rituales que realizan en sus santuarios sagrados, “lugares energéticos” enclavados en donde –según creen– existen ciudades ocultas bajo tierra o en otro “plano dimensional”, y entrevistar a especialistas que dan su visión de cada experiencia, sitio o fenómeno asociado a estos grupos.

No puedo adelantar ninguna de las apasionantes historias que la producción recopiló en Monte Shasta (EE.UU.), Valle de Santiago (México), la Laguna de Guatavita (Colombia), Sierra del Roncador (Brasil) y el Cerro Uritorco (Argentina). Pero sí puedo entrar por una puerta que no pudimos abrir. Me explico: uno de los “santuarios” que figuraba en el listado inicial era la “ciudad intraterrena” de Isidris, sobre el cerro Arco, cerca de la ciudad de Mendoza, y prácticamente a espaldas del Santuario de la Virgen de Lourdes, en El Challao, donde se erige el templo vidriado dedicado a la Patrona de los Enfermos y zona que atrae a miles de peregrinos cada 11 de febrero. Allí la gente recoge bidones con el “agua milagrosa de El Challao” (ver nota) que sana a los que sufren y expulsa a los demonios.

La historia del cruce de ambos “santuarios” siempre me interesó. Pero la inclusión de esta “ciudad intraterrestre” en el plan de producción era poco recomendable. Por dos grandes razones: sus principales protagonistas ya no estaban y, tal vez por lo mismo, la popularidad de Isidris hoy se hallaba en franco declive.

LA “MADRE MAGNÉTICA”
Una de las figuras más atractivas del contactismo menduco fue Perla Edith Perviu De Ituarte, fallecida hace justo un año, en Diciembre de 2011. Ella, acaso la primera contactada argentina, tal vez desde comienzos de los años 60, fue maestra e iniciadora de Kervher, primera en “ver” Isidris y autora del primer –y hasta donde sabemos, único– libro sobre el tema.

De Perla –conocida como “Madre Magnética”, “Madre Isis”, “La Capitana” o “Madre Perla”, a secas– escuché por primera vez la expresión “el Himalaya se mudó a los Andes” o que las naves extraterrestres “ponían quinta” para salir de la cuarta dimensión, en una entrevista que le hizo Heriberto Janosch cuando participamos del Congreso Internacional de la Federación Argentina de Estudios de la Ciencia Extraterrestre (FAECE), allá por Diciembre de 1980.
En aquella oportunidad Perla logró convencer al conferencista estrella del Congreso, Joseph Allen Hynek (el astrónomo que asesoró a Steven Spielberg para dar “realismo” al film Encuentros Cercanos del Tercer Tipo y fundador del Center for UFO Studies), a pasar una velada en las estribaciones de la Cordillera para ver “naves”, en realidad una estrella rápidamente identificada por el buen doctor.

Más tarde supe de los avatares de Perla en La Aurora, la estancia de don Tonna (en la zona de Daymán en el departamento de Paysandú, en el límite con Salto, Uruguay), entronizada “cosmódromo” por el médico Argentino Florencio Escardó y el contactado brasileño José Trigueirinho Netto, y en el Uritorco, desde 1986 el cerro más famoso de Capilla del Monte, donde trabó amistad con el finado Jorge Suárez, ex secretario de Gobierno de la localidad y uno de los mentores del “misterio” alrededor de la famosa Huella del Pajarillo.

Durante todos esos años Perla estuvo al frente del grupo La Misión, establecida en una finca a 20 km. de la localidad de Uspallata. Dos veces recuerdo haber recibido el testimonio de familiares de seguidores que se quejaban de que los suyos “habían entrado a una secta”, pero lo cierto es que nadie sabía explicar exactamente cuál era el problema con la “capitana”, aparte de que afirmaba contactarse con el Comandante Ashtar y cuya cosmovisión parecía estar con los pies en otra tierra. También me acuerdo de la anécdota que contó uno de sus seguidores en aquel congreso de la FAECE, sobre la vez que se desplazó con su gente a Mar del Plata para “conjurar un terrible maremoto”. Pero el oleaje fue apacible. Eso no le impidió jactarse de haber conseguido lo que nadie más había logrado: los meditadores “detuvieron el cataclismo” que ella misma –y no los meteorólogos– había anunciado.

Suárez, el ex funcionario de Capilla reconvertido ufólogo, estuvo muy relacionado con Perla. “Fue parte fundamental de mi iniciación espiritual”, explicó en la emisión de Alternativa Extraterrestre de comienzos de 2012 donde se despidió de Perla. El ufólogo creía con tanta devoción en sus pretendidos “dones” que llegó a presentarse en el hospital donde fue internada Gabriela Castalzano, una joven que se extravió una semana en el cerro Uritorco en el invierno de 1986, para llevarle un mensaje. “Tu misión se ha cumplido”, le dijo Suárez de parte de Perla, y se retiró.

Una prueba de que Perviú fue esquiva con quienes, sin ser seguidores, quisieron conocer su vida como “contactada”, “vidente” o “maestra espiritual” es que no circuló ninguna fotografía de ella.

¿QUIÉN ES KERVHER?
Nació en Mendoza, Argentina, en 1963. Firmó con ese seudónimo –Kervher– su libro Isidris, Ciudad Dorada Intraterrena (1993) –sólo puso su nombre en posteriores reediciones–. Allí cuenta cómo supo que en el cerro Arco (a 10 kilómetros de la ciudad de Mendoza, en la falda de los Andes) funcionaba una suerte de ciudad paradimensional que sólo ella y algunos elegidos eran capaces de ver.

La existencia de esta fantástica metrópoli se le reveló a poco de visitar el cerro Uritorco y conocer la leyenda de la ciudad de Erks. En esa localidad cordobesa conoció al artista Fedhar, quien le ayudó con sus dibujos a “visualizar” las características que tendría esa ciudad. Por aquellos años Kervher declaraba no ser la autora de aquel libro sino su “canalizadora”: el responsable de todo cuanto allí se afirmaba era “el comandante Nhemmok”. Ella misma me lo confirmó en 1994 cuando fuimos a entrevistarla con mi amigo, el antropólogo Ignacio Cabria, por entonces canciller en el consulado español en Mendoza, y el psicólogo Antonio Baragiola, ex corresponsal en esa ciudad de las míticas revistas Lumieres dans La Nuit (LDLN) y Flying Saucer Review (FSR).

En entrevistas a diversos medios durante los años 90 nunca se presentó con el nombre que figura en su documento de identidad, Verónica Lizana. Tenía 15 años cuando participó con su madre en el grupo de Perviú. A fines de los noventa emigró a Montreal, Canadá, y si bien siempre contestó mis mensajes muy atentamente, no parece muy interesada en revivir aquellos tiempos.

SAN ISIDRIS
Cuando la entrevisté por segunda vez, allá por 1999, me habló de sus experiencias junto a Perla Perviú. No me dijo por qué se apartó tan pronto de ella. “Con (Perla) tuve experiencias muy hermosas –dijo–. Lizana se casó, pero su marido no comprendía del todo sus experiencias extraterrestres. Ya separada, en 1995 se volvió a casar. Un platense dedicado al contacto extraterrestre (luego conocido como Comandante Clomro), hizo las gestiones gracias a las cuales pudo conocer al padre de su primogénita, un porteño aficionado a la metafísica. “Estábamos participando en una meditación con gente del Grupo Alfa y Clomro me habló de Isidris”, me reveló a mediados de los 90 el esposo de Kervher. “Quise conocerla por qué en uno de mis viajes astrales veía una ciudad, que posteriormente reconocí como Isidris.”

Lizana trabajó como docente y obtuvo el título de Licenciada en Análisis de Sistemas. En su casa vendía libros y artículos esotéricos. Durante los “años de oro” de Isidris solía realizar sus peregrinaciones al cerro Arco discretamente, odiaba las aglomeraciones. Dice que en su día denunció a una mujer que decía ser Kervher y llevaba gente a la cima del cerro Arco cobrando entre 100 y 200 dólares. También puso en evidencia a un hombre que vendía terrenos cerca del cerro asegurando que era “tierra sagrada”, cuando en realidad era tierra fiscal y, por ende, invendible.

En 1991, el Grupo Alfa, el instituto que regenteaba Francisco Checchi, compró terrenos y recibió un mensaje del extraterrestre Soltec, quien proclamó a la zona del Challao “tierra de elegidos”. También supo de un libro apócrifo con su firma cósmica.

“Yo no estoy en el tema OVNI sino en un camino espiritual, donde los ovnis son una parte. Estuve en programas de radio y televisión en Rosario, Córdoba, Mendoza y me hice conocida con Isidris, pero tengo escritas muchas otras cosas que, por falta de medios, nunca pude publicar”, me explicó.
Durante un año tuvo un programa radial, pero nunca un espacio televisivo. “No me quiero mostrar”, me explicó por aquellos días. ¿Motivo? Se declaraba enemiga de promover un culto a su personalidad. “Nunca me interesó la fama”, me dijo. “No hay aquí una cuestión de egos. Hay muchos ejemplos de que esto no funciona. Hay gente que empieza colocándose por encima de otros, se hacen llamar maestros y terminan enloqueciendo a causa de su ego.”
Kervher señala una roca situada cerca de la cima del cerro como capaz de irradiar “energías curativas” y dice que Isidris sólo se deja ver entre aquellos “que están dispuestos a creer en lo que ven con cualquiera de los sentidos ultradimensionales”.

Isidris no llegó a desarrollarse ni a transformarse en un fenómeno de masas, pero una banda de rock tomó su nombre para editar un disco y sitios turísticos promocionan la “Piedra sanadora”, que se encuentra a 16 Km. al noroeste del Km. 0 de Mendoza sobre el río Casa De Piedra a 1.270 Mts. de altura en el Challao, Las Heras, cerca del cerro Arco y a 4 Km a pie desde la playa de estacionamiento.

Me acerqué hasta Isidris en dos ocasiones. Una de ellas junto a Ignacio Cabria, en 1994. Otra en 2007, junto a mi amigo Pablito Lozano, para estudiar la posibilidad de incorporar el caso en Invasores. Historias reales de extraterrestres en la Argentina.

Aquella vez no llegamos muy lejos, apenas tomé algunas fotografías desde la base. Sólo hice una observación significativa: desde donde nos encontrábamos distinguí un motel sobre la Avenida Champagnat llamado San Isidro, detalle en el que –entonces– no puse atención (prueba de ello es que no le tomé fotos). Ya de regreso, le pregunté a Pablo si allí había un motel San Isidro. “Sí, seguro que tiene ese nombre por el dique San Isidro, que está a 1 kilómetro de acá”, me explicó Pablo. Así supe, o creí saber, cómo se pudo originar el nombre de Isidris.

Enlaces

“En el nombre del dios ovni”. Por A. Agostinelli. Revista Descubrir Año 5, Nº 59. Junio de 1996.

Débora Goldstern resume en su blog un capítulo de “Isidris” Ciudad Subterránea en Mendoza.

Un relato sobre Perla por el contactado español Licerio Moreno (Asociación Adonai).

Fotos de “Isidris”

14 Responses so far.

  1. Oscar Ferreyra dice:

    Isidris es una ciudad intraterrena, sólo para los que creen en ella, en estados alterados de conciencia. No hay pruebas físicas de su existencia. Sí con el café ufológico de Mendoza, podriamos hacer-en algún momento- una expedición hacia allí. Todo esto,sigue siendo un inmenso deseo de creer y justificar la angustia existencial que tiene el hombre, que al fin y al cabo, si no lleva a la comercialización y el desatino, al fanatismo, puede ser una buena via de realización personal, e incluso colectiva.

  2. Clomro dice:

    ISIs-Dios-OsirIS serían los componentes del significado de ISIDRIS, sin relación con el Motel San Isidro. Pero quién sabe…

    La verdad que se fueron a buscar un sitio paisajísticamente tan poco pintoresco, que no solamente será por eso que allí no prosperó nada a nivel turístico, sino que mi propia experiencia personal en ese lugar fue decepcionante, dejando mucho que desear: cuando me llevaron, esperaba un sitio más lindo, lleno de magia y encanto.

    Ah, otra sobre lo de la mudanza del Himalaya a los Andes: en 1997 se filmaron por ahí escenas de Siete Años en el Tíbet, que no se permitió filmar allá. Por aquellos días justo estaba por ahí y vi paseando por Mendoza monjes tibetanos de la película, que parecían en serio (digo, porque según comentarios de la calle, habían puesto bolivianos a hacer ese papel; seguramente eran más baratos y nadie notaría la diferencia).

  3. Tabletas Fuyi dice:

    Hola Ale, muy interesante el artículo como muchos que escribís en Dios! y otros sitios escépticos.

    Sólo escribo para comentar que en Mendoza muchos han intuido como cosa obvia que el nombre ‘Isidris’ está inspirado en ‘San Isidro’. Claro que toponímicamente es un nombre mucho más antiguo que el albergue transitorio; a nivel local siempre fue conocida con esa denominación toda la zona inmediatamente al oeste de El Challao, montaña adentro hasta la Pampa de los Ñangos aproximadamente. Y la razón de esta denominación es que fueron terrenos de una Estancia así llamada fundada en el siglo XIX si no me equivoco (o posiblemente antes) que tuvo su casco unos 5 kilómetros al oeste del santuario de Lourdes.

    Y cómo son las cosas, actualmente ese lugar es donde el empresario mediático Daniel Vila tiene su megamansión, a la que han concurrido gran cantidad de famosos desde Mirtha Legrand hasta Daniel Scioli y diplomáticos extranjeros. Parece que en el fondo esos lugares tienen un karma especial que siempre va a atraer a personajes de alguna forma polémicos, je je.

    Un abrazo

    BIBLIOGRAFÍA
    Maza, Isidro: “Toponimia, tradiciones y leyendas mendocinas”
    Ponte, Jorge Ricardo: “De los caciques del agua a la Mendoza de las acequias”
    Vitali, Galileo: “Hidrología mendocina”

  4. Alejandro Agostinelli dice:

    Gran aporte @Tabletas Fuyi ! Si muchos creen que el nombre ‘Isidris’ inspirado en ‘San Isidro’ es una obviedad, te puedo asegurar que yo nunca lo leí ni lo escuché en ninguna parte. Me dí cuenta estando ahí, y ni siquiera enseguida. Gracias por tu comentario.

  5. Ricardo Rey dice:

    Una sorpresita este artículo y tu blog…
    Me parece que andaba por yahoo y vi info sobre la serie, entre al blog, y terminé acá.
    Pues… yo soy uno de esos que dan fe de la existencia de Isidris. Dar fe, testimonio; decirle al otro, cuando es respetuoso de la creencia, cuando tiene la mente abierta a las posibilidades remotas que hay una vivencia para relatar; relatar para que el otro conozca, no para convencer.

    Hace unos veinte años en la facu no me iba del todo bien y me recomendaron que haga un cursito de control mental; unos meses después anotaba algunos de mis sueños como parte de mi camino de autodescubrimiento. Y, por supuesto, pasó esa etapa y me dediqué más a la facu.

    En la biblioteca de un compañero ví por primera vez el libro de Kherver, con sus dibujos sobre la ciudad intraterrena, semejantes (no iguales) a los que había registrado; el flaco dijo que la madre ‘creía en esas cosas’ y me llamé a silencio.

    A pesar de vivir en Mendoza no he tenido la necesidad de subir hasta la piedra, porque siento que no es necesario: ahí entrás por invitación, no importa cuanto le golpees la puerta al vecino.

    El Isidris, para mí, fue una mezcla de escuela y reunión de amigos de siempre. No recuerdo ningún comandante, general ni nada por el estilo, en mi caso parecía más un era un colimba más tratando de terminar la primaria, en el medio de un montón de tipos que necesitaban que termine la secundaria para empezar la facultad. Eran charlas larguísimas un montón de cosas, de las que no recuerdo nada. No tuve profesores estelares ni maestros ascendidos, éramos un grupo de amigos reunidos en una habitación blanca que charlábamos y nos pasábamos un montón de información sobre lo difícil que es estar acá y crecer. Pero no eran “reuniones educativas” con pizarrón, sino más bien una mesa de poquer de amigos, de las que aparecen en los filmes de hollywood . ¿Los grupos de terapia funcionarán así? Había que cribar la información, ‘traducirla’ a la experiencia propia; muchas de las cosas que se decían eran bolazos.

    Sé que me pasaron una gran cantidad de datos, pero que no debía recordar, porque tipos esos no parábamos de hablar, de mostrar pensamientos, símbolos, y otro montón de qué se yo. Sí hubo algo que pude recordar con toda claridad, una excepción a esta regla amnésica, una ‘prueba de veracidad’ de la experiencia onírica.

    En esos días tenía interés por hacer la posición de flor de loto de los maestros de la meditación… y mis conocimientos no alcanzaban. Así que en uno de los sueños salió el tema. El grupo opinó, explicó, recetó. Uno me dijo algo de la respiración, otro habló y mostró de canales energéticos en el cuerpo que había que ¿armonizar, coordinar?, y alguien me dijo la solución para mí era que pusiera las manos así -uniendo pulgares y meñique, como me mostró, sin dar mayores explicaciones-. Al otro día quise usar lo que me habían enseñado y tuve un tropiezo: la imagen que recordaba era especular porque el pulgar del tipo que soñé estaba en el lugar mi meñique , por eso me parece que no fue tan cómodo como me habían mostrado pero todo salió bien y tuve mi primera flor de loto.

    Estoy seguro que nadie encontrará el camino a Isidris, porque ese lugar existe en otro piso del edificio que llamamos realidad y nosotros todavía no descubrimos el ascensor, ni siquiera la escalera. Aprendí que el camino de cada uno es único, como nuestros dedos; que vivir es un acto de fe compartida; y que nos unen lazos invisibles a otras personas . Y que debemos ser críticos incluso con el conocimiento brindado por tan altas fuentes, porque también puede ser totalmente inútil. Al fin y al cabo tener fe no es sinónimo ni de certeza ni de credulidad.

    Saludos

  6. Alejandro Agostinelli dice:

    Tus recuerdos de Isidris y tu sueño son un gran aporte para “llevar realidad” al debate. Me encantó esta descripción: “No tuve profesores estelares ni maestros ascendidos, éramos un grupo de amigos reunidos en una habitación blanca que charlábamos y nos pasábamos un montón de información sobre lo difícil que es estar acá y crecer.” Muchas gracias, Ricardo.

  7. Fedhar dice:

    Nhemmoks de Isidris (memorias de la ciudad intraterrena mendocina)
    por Fedhar

    Hola Ale, la verdad me sorprende tu artículo sobre Isidris. Me trae los recuerdos de los comienzos de lo `90, cuando viaje en un colectivo tipo Chevalier venido a menos, lleno de simpáticos personajes que cantaban, meditaban , humos de sahumerios, miembros de Hare Krishna, misteriosos comentarios de ufólogos como los que aun conozco…., algunas novedades e historias de la Nave Cristal Bell y el comandante Ashtar, meditaciones con rayos de colores de esotéricos rosacruces, cristales mágicos telepáticos, platos voladores con personajes bíblicos, y maestros ascendidos de la metafísica.
    Yo recién llegaba de vivir dos años en Rio de Janeiro y a los dos meses de llegar, me sentí impulsado por participar de uno de los misteriosos “encuentros programados”, así fue como saqué mi boleto en un pequeño local de una abandonada galería del centro de BA, cerca de la oficina de publicidad donde trabajaba (ETCetera), donde funcionada una recepción a actividades del grupo Alfa, grupo que estaba bajo la dirección de Fransico Chechi, quienes promovían estos viajes a hacia Capilla del Monte, un lugar que ni idea tenía que existiera, y donde había un misterioso cerro, el Uritorco, un curioso nombre que resonaba desde que llegué a Argentina en conversaciones de reencuentros con amigos que me comentaban sus virtudes dimensionales. Recuerdo ver en la revista Conocer, que en esos días de desembarque, “apareció ante mi” para mostrarme algo de lo que vería en vivo y en directo, inclusive el sector llamado Los Terrones. Cosas realmente raras me ocurrieron en esos tiempos de mi regreso que sería largo de contar. Lógicamente tenía mis expectativas, yo no era ni ufólogo, ni esotérico, ni nada, solo quería ver y participar. Fue entonces en una noche de campamento en un terreno frente al Uritorco, que me llamó la atención una carpa donde había un grupo reunido muy interesados en absorber la información que se estaba recibiendo sobre el plan de evacuación or dos mujeres vestidas de blanco. Estaba Kervher y creo que la mujer que mencionas en el artículo que tenía un nombre espiritual que ahora no recuerdo, raro como el Verónica, quien era al parecer su mentora.
    Las historias de Kervher de la ciudad intraterrena en Mendoza, la pirámide de cristal y demás, me hicieron recordar lo que había leído en el libro de Salvatore Pulleda “El Informe Tokarev” libro en donde se explicaba en detalle como el gobierno ruso usaba médiums con capacidades de visión remota para rastrear áreas de fenómenos como ovnis, y demás asuntos parafísicos. Se describía una pirámide de cristal dentro del cerro Aconcagua (tengo el libro como documento) y esto asociado a un próximo cumplimiento de una leyenda indígena quizás de los Huarpes, que hablaba del Aconcacua como una pirámide que emergería para irradiar a todo el mundo luego de una acelerción de tiempo y espaci0. (Quizás esa era la idea que tenía Silo de su mensaje (ver en internet el parque que construyeron mas adelante los siloístas cerca del Aconcagua) que uso el nombre de Salvatore para él escribir mismo esta curiosa novela de poca difusión. Esto sumado a que mi madre fallecida entonces mendocina, todo funcionó en pocos instantes como un resorte que me catapultó a la aventura de descubrir este misterioso asunto.
    Por esto es que participé de los primeros campamentos con Kervher en el Challao, donde acampamos por casi dos semanas. Fue en ese campamente que ella preparo una lista de anagramas para firmar los dibujos y pinturas que estaba realizando para su libro, junto a los detalles que ella me describía y mi propia intuición. Pasaron cosas extrañan pero ninguna nave o ser de luz apareció y regresamos un poco decepcionados.
    Pero igualmente regrese con mi compromiso de editar el libro. La primera edición se realizó en las oficinas de ETCetera de Buenos Aires, allí realicé en Paraná y Corrientes, los dibujos para libro en base a apuntes y los propios dibujos de Kervher que me recordaban las pinturas del artista argentino Xul Solar, un pintor que desde niño me fascinó al ver reproducciones en la mítica revista “2001 periodismo de anticipación”. En mi sitio aún están dos imágenes que fueron pintadas en ese tiempo con inspiración de Isidris . Si visitan la página, está la imagen de tapa utilizada que aparece en el artículo, titulada “Santuario” y otra donde se ve la ciudad completa “Ciudad de Luz Crística” para que verifiquen por ustedes mismos esta información.
    El libro lo editamos con mucho esfuerzo, lo tipeamos con una máquina de escribir con bocha, lo corregimos, lo diagramamos con una limitada computadora de los principios de los 90 y gracias a la ayuda de dinero que un amigo del grupo (que ahora no recuerdo su nombre)le entregó a Kervher para esto. Así fue como se imprimió la primera edición ( de la que aún tengo 2 o 3 ejemplares) con el sello Arco Astral, nombre editorial que visualizamos en la camioneta que nos trajo de regreso del campamento del Challao a la casa de Kervher en ciudad de Mendoza, lugar donde parábamos. Tendría que buscar las fotos de esta aventura y compartirlas.
    El libro fue controversial, algunos se reían ( parecía una canción de Spinetta y Julio Verne) mientras que otros lo leían con interés, todo esto dentro de una ápoca especial, donde los libros como Ami, Ami y Perlita y el Maravilloso Mundo de La Magia de Enrique Barrios , 4 en 1 de Coni Mendez y en especial el éxito editorial en ventas que fue ERKS de Triguerino, entre otros títulos, ganaban día a día más lectores. El libro Isidris se agotó pero yo no participé más de las siguientes ediciones y tampoco de todo lo que ocurrió con los grupos que visitaron, terrenos que se vendieron como parcelas de Isidris, etc. Le agradezco a Verónica Lizana-Kervher, ser la promotora de mis primeras aventuras dimensionales, su amistad genuina siempre alegre y cordial y de mi firma autoral actual.
    Varios años más tarde, pude ver bocetos de ex miembros de trabajadores de la base A-51 donde mostraban escenarios con edificios muy similares a los descriptos en el libro Isidris. Además vi mapas muy esbozados donde se marcaban otras bases secretas a lo largo del mundo, donde Mendoza y la cordillera albergaban a una de estas bases humanas-ET-grises (como la cara del Comandante Nhemmok que usaba gorro medieval de graduado. En ese entonces si tuve una experiencia muy extraña que ocurrió alrrededor del tema abducción y los grises antes de viajar al campamento de Isidris en el verano de 1991-2 si mal no recuerdo.
    Hoy creo poder comprender como una joven mujer muy sensible, con habilidades mediúnicas como Verónica, podía sentir estas extrañas transmisiones telepáticas provenientes de esta base subterránea. Fue muy impactante ver estos bocetos y compararlos con los de Kervher, y entender como siendo de formación esotérica rosacruz, pudo elaborar a partir de estas transmisiones, sus propios escenarios metafísicos, imágenes futuristas-místicas-extraterrestres que fueron volcados en este curioso libro. Seguramente hay más misterios que revelar sobre este asunto, como ser antecedentes del nombre Isidris que, con su permiso puedo afirmarles que no es como lo están relacionando.
    Gracias Ale, por hacerme recordar esta interesante historia. Un abrazo, tu amigo Fedhar.

  8. Addenda:
    Uno nunca es completamente justo cuando escribe sobre terceras personas. Pero siempre existe la posibilidad de rectificar. Por eso le envié a Verónica Lizana la nota de arriba, para que ella pudiera ejercer el derecho a corregirme y agregar toda aquella información que yo, por error o mediocridad, no logré reunir.
    Esta es su respuesta, que copio abajo textualmente:

    Hola Alejandro, Feliz anio para ti tambien.

    Estube leyendo el enlace, podrias aclararme ciertas cosas? Por otro lado, si das informacion de mi vida privada, seria interesante que fuera la verdadera, sino confundes al lector y tu profesion de periodista queda mediocre.

    Ejemplos:

    1)”A fines de los noventa emigró a Montreal, Canadá”………yo emigré en el 2006.

    2) “Su esposo” (el segundo)……………………………ya no es mi esposo desde el anio 1998, estoy divorciada, soy hasta la fecha soltera.

    3) “1995 se volvió a casar. Un platense dedicado al contacto extraterrestre (luego conocido como Comandante Clomro), hizo las gestiones gracias a las cuales pudo conocer al padre de su primogénita, un porteño aficionado a la metafísica. “Estábamos participando en una meditación con gente del Grupo Alfa y Clomro me habló de Isidris”, me reveló a mediados de los 90 el esposo de Kervher”.
    ……………….me case con el en 1996.
    ……………….Un platense dedicado ….punto seguido? de quien hablas aca? quien es el platense? quien es el padre de su primogénita? Lo siento no entiendo absolutamente nada de este parrafo…
    ……………….me reveló a mediados de los 90 el esposo de Kervher”… pero yo lo conoci (a mi segundo esposo) a fines del 95…………como te revelo algo entonces a mediados de los 90? no nos conociamos aun…..verdaderamente este parrafo es para mi incomprensible…

    4) “Isidris no llegó a desarrollarse ni a transformarse en un fenómeno de masas”………… Cuando un lugar recibe en una fecha X mas de mil personas, yo creo que si podemos hablar de un lugar de masas….

    5) “Cuando la entrevisté por segunda vez, allá por 1999, me habló de sus experiencias junto a Perla Perviú. No me dijo por qué se apartó tan pronto de ella”. ……….. Alli comenzo mi despertar espiritual, solo tenia 15 anios, yo estaba con mi madre tambien. Mi madre dejo estos encuentros por su trabajo, entonces yo tambien (era aun menor de edad).
    En ningun momento mencionas a Susana Muriel, quien para mi fue un maestro-guia y un testigo (estubo conmigo en muchas de mis experiencias personales y collectivas). Para mi, ella fue un sol, una llave . Mi agradecimiento es eterno.
    Amigas incondicionales:
    Sandra Rodriguez, mi amiga del alma, fiel, companera de experiencias espirituales, testigo.

    Fany Saud (periodista) fiel companera de corazon y espiritu, siempre dispuesta a recibir lo que el universo le brinda, testigo.

    6)Nació en Mendoza, Argentina …… soy Argentina, pero no naci en Mendoza, ni en Argentina.

    7) Así supe, o creí saber, cómo se pudo originar el nombre de Isidris… toda una extensa region del Challao, es oficialmente llamada “San Isidro” (no solo el dique). San Isidro es el patrono de los agricultores del mundo, en realidad el nombre de este patrono era Isidoro -antes de ser nombrado santo.
    Como lo hemos discutido, la casualidad no existe. Por un lado el agricultor es “el que siembra y luego cosechara…”. No es casual que “esa zona haya sido llamada “San Isidro”, esto es a nivel espiritual. Claro, si investigas, a nivel terrenal alli “no se cultiva nada” hablamos de una zona donde solo hay jarillas y precordillera. Con el tiempo el hombre ha hecho llegar el agua y ha hecho algunos sembradios personales, nada masivo – hasta ahora que yo sepa-, casas, etc., por ello el simbolo del agua “en el desierto” en estado de bendicion en la Capilla del Challao.

    Sin duda, la energia del nombre ISIDR “siempre estubo latente…..que fue primero…el huevo o la gallina? El tiempo y el espacio no estan aun a nivel de la comprension del hombre. Mucho se sabe gracias a los avances cientificos, pero aun falta para llegar al fondo del tema.

    Llendo mas alla en el tiempo y en el espacio, ISIDRIS tiene una significacion mantrica, donde la cultura egipcia aranio la superficie. Este significado esta en el libro. El solo hecho de mantralisar este nombre abre puertas al universo.
    Hablando de universo, voy a compartir contigo mas sobre Isidris…, muchos ya han recibo esta informacion de mi parte cuando ha sido el momento oportuno:
    Isidris se extiende a mas de una region, esta zona energetica tiene otros puntos en : la laguna de los horcones (al pie del cerro Aconcagua), los reyunos, el canion del Atuel, la cueva de las brujas, Villavicencio, Uspallata y como ya sabes el Challao. 7 puntos como la cantidad de letras de Isidris…7 como….

    Isidris No es una piedra, – muchas piedras en estos centros energeticos concentran grandemente la energia irradiada- esto es para aclarar ciertos malos entendidos al respecto, algunas personas han entendido que Isidris es la piedra mostrada en el libro…como la unica y lo unico. Te imaginas el desaliento de algunos cuando la piedra fue desplazada por una bajada de agua de la montania! La energia universal no debe ser entendida por el hombre de esa manera, el hombre debe dejar de buscar elementos fisicos o idolos humanos envueltos en un aro de misterio mistico.

    Por otro lado el Universo esta en permanente movimiento “Respira”. Estos 7 puntos energeticos de Mendoza, se van intercalando en intensidad, siempre estan, pero por algunos anios, uno es el ma potente y luego pasa a otro. Del anio 90 al 97, el mas potente fue el Challao, del 97 al 2003…otro, y asi…

    Bueno Alejandro, espero que tengas un hermoso anio, como veras aquello de: “si bien siempre contestó mis mensajes muy atentamente, no parece muy interesada en revivir aquellos tiempos”, en realidad tiene mas que ver en que no estoy interesada en ser la comidilla de un restaurante con el nombre de un reportero (sin ofender como tu dices…). No tengo nada que demostrar, no me interesa entrar en una una sorte de juicios, cada uno debe buscar su propia experiencia de vida. Cada ser humano es capaz de interesarse en aquello que siente verdadero y asi tambien es capaz de dejar de lado aquello con lo que no este de acuerdo. Buscar discordias de quien tendra la razon, es el juego del ego y no de una conciencia abierta hacia la sabiduria. De mi parte, yo sigo aprendiendo cada dia las increibles y maravillosas cosas que tiene este universo para brindarnos es esta escuela llamada Tierra…

    Como siempre, ha sido un placer comunicarme contigo.

  9. Susu dice:

    Palabras acertadas de la Sra. Kervher, una respuesta contundente y por más clara que dejan en la palestra que a veces existen pseudos-periodistas que demuestran lo poco que honran su profesión no investigando verdaderamente la realidad de los hechos y publicando lo que realmente desconocen o no entienden por ignorancia de sus almas, como dice un viejo filósofo: “los ignorantes ilustrados no solo ignoran,sino además ignoran que ignoran”, pero al final de todo, estos ilustrados, siempre se quedan hablando en el desierto…gracias Kervher.

    *Nunca conocí personalmente a la sra. Lizaza, solo he leído su libro.

  10. Alejandro Agostinelli dice:

    @Susu , si yo “ignorara que ignoro” no hubiese facilitado a Kervher el enlace para que pudiera corregir la información que pudiera estar equivocada.
    Con ese gesto de mi parte creí que cualquier acusación de “deshonra” quedaba, por lo menos, en cuarentena. Pero se advierte que Ud. tiene un alma esclarecida, brillante y conocedora.
    Me alegro por usted.
    Lo que me parece que le falta a usted -distinguida Sra. Susú- es un poquito de modestia.
    Le reitero a Verónica mi gratitud, que ya le expresé por vía privada, por su esclarecedora respuesta.
    Saludos.

  11. Verónica Adamo dice:

    Me parece muy adecuada la forma en la que Kervher respondió y aclaró todas las informaciones que, al parecer, no fueron dadas de manera exacta ni con el suficiente cuidado o algo así me pareció. También estoy de acuerdo en su declaración de que no le interesa entrar en los juegos del ego y de las polémicas que lo único que hacen es distraer a cualquiera de lo verdaderamente importante, que es enfocarnos en aprender a vivir y a evolucionar, porque para eso estamos acá! También estoy de acuerdo con ella y con cualquiera que, como ella, nos impulse a buscar cada uno su propio camino y a no pretender que, si queremos llegar a algún descubrimiento trascendente sobre nosotros mismos, sobre nuestro verdadero ser o cualquier otra cosa, no pretendamos que éste se nos revele con el aspecto y las características que nuestro ego exija como las únicas e inalterables que debería tener. Muchas veces lo esencial es invisible a los ojos físicos pero hasta para mí es irónico decirlo, siendo físicamente ciega de nacimiento. ja ja ja. Nunca me quejé de esta condición porque no se añora lo que no se conoce, y porque a veces creo que mi falta de visión física me impulsó a desarrollar mi otra visión, la que está en algún otro cuerpo sutil o como sea, y que nos permite conectarnos con otros planos y niveles de existencia. Tal vez por eso de ser en teoría un poco diferente a los llamados “humanos normales”, entiendo o más bien comprendo su elección de mantenerse un poco al márgen de la vida pública porque el común de la gente suele exaltar y a veces venerar o repudiar a los que, supuestamente, son diferentes; exigiéndoles cumplir con sus espectativas o convertirse en sus dioses particulares o en cualquier otra cosa en la cual buscan vivir sus vidas a través de los supuestamente diferentes y no a través de su propio autodescubrimiento. (Esta es mi apreciación particular sobre por qué yo adoptaría la misma actitud que ella, estando en su lugar si eso alguna vez fuera posible para mí. Lo cual no puedo decir si lo tomaría alguna vez con la suficiente serenidad y claridad, porque eso de ser un canal entre nosotros y otros mundos y seres, es un gran poder pero también una gran responsabilidad.) Por último, sin afanes de convencer a nadie de nada ni de figurar en ninguna estadística ni nada que se le parezca, un comentario y una confesión: El comentario, que yo también últimamente siento un fuerte impulso interior de investigar sobre Isidris y sobre Kervher. No sé con la suficiente exactitud si estoy captando algún llamado por alguna razón aunque, por momentos, tengo la sensación de ya haber estado ahí y por lo poco que me queda a nivel conciente de esa sensación, sé que allá aunque según mi borroso recuerdo sí hay todo tipo de seres tan humanos como nosotros a pesar de sus naturales diferencias físicas, nadie hace cosas espectaculares de película aunque no siempre lo que te dicen es fácil de captar o comprender con nuestra inteligencia habitual. Tampoco las escuelas parecen escuelas como nosotros las conocemos, sino que parecen simples lugares de reunión donde se comparte información sobre lo que sea que cada uno necesite y le interese. Y la confesión: No sé si convenga decirlo, pero me gustaría conocer alguna vez en este plano físico a Kervher porque siento que tal vez ya la conozco de algún otro lugar no precisamente físico tridimensional y sería interesante confirmar eso alguna vez, si ella lo considerara adecuado, cuando sea que lo haga. Y si no, nada. Porque respeto su voluntad de no ser un ídolo de barro para nadie y creo que esa es la mejor actitud posible para cualquiera en este caso, como ya dije. Me gustó e interesó el artículo. Saludos! Verónica.@Susu

  12. Verónica Adamo dice:

    Una última pregunta por curiosidad y también para pensar: Estoy de acuerdo en que te gustara la descripción del hombre que estuvo en isidris y que dijo que, al menos en su experiencia, no hubo maestros estelares o ascendidos aunque mi experiencia sea un tanto más diversa en ese sentido. Lo único con lo que no estoy de acuerdo, si se permite: ¿Cuando decís que su aporte da más realidad al debate eso significa o sugiere, de alguna manera, que cualquiera que admita haber tenido alguna experiencia con personas extraterrestres en ese lugar le estaría quitando credibilidad (que creo que es la palabra que más hubiera convenido usar en este caso) a los relatos sobre la ciudad de Isidris y lo que es o no posible vivir o experimentar en ella? A mí no me lo parece así. ¿Por qué tanta aparente aversión a los posibles intercambios culturales con nuestros hermanos de otros mundos? Esa era mi pregunta. Saludos! Verónica.

    Alejandro Agostinelli :
    Tus recuerdos de Isidris y tu sueño son un gran aporte para “llevar realidad” al debate. Me encantó esta descripción: “No tuve profesores estelares ni maestros ascendidos, éramos un grupo de amigos reunidos en una habitación blanca que charlábamos y nos pasábamos un montón de información sobre lo difícil que es estar acá y crecer.” Muchas gracias, Ricardo.

  13. “de contactados con extraterrestres en América Latina, Brasil y los EE.UU. ”

    SEÑOR AGOSTINELLI:

    Le informo que AMÉRICA ES UN CONTINENTE; latina fue una etnia del Lacio que no existe más; se nos aplicó para no llamarnos americanos a nosotros, ya que nadie (incluido usted) dice “latinoeuropa”, “latinoáfrica”, etc. Como los yanquis decidieron ser los únicos americanos, había que llamarnos de otra forma (los mexicanos son también estadounidenses ya que México se llama oficialmente “Estados Unidos Mexicanos”; el yanqui es el único término relativamente correcto para referirse a la población de Yanquilandia).

    Francés es quien nace en Francia, no quien habla francés nacido en otro lugar, Italiano es quien nace en Italia, no quien habla italiano… latino era el perteneciente a la etnia latina, NADIE MÁS; nadie es latino por hablar latín y menos por hablar un idioma derivado supuestamente del mismo, pero, Yves Cortez demostró lo inconsistente de la versión oficial sobre los idiomas romances que dice que hay idiomas neolatinos; en su blog, el autor francés demuestra que NO HAY IDIOMAS DERIVADOS DEL LATÍN (insisto, aún si los hubiera no tendría validez el latino aplicado a América, pero, de alguien TOTALMENTE EDUCADO POR LOS YANQUIS y que HASTA LLEGÓ A IR AL PAÍS DEL GENOCIDIO, ¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR QUE DIGA?)

    Como debajo de EE:UU hay lugares que no tienen idiomas “neolatinos”, son ignorados generalmente al brindar ayuda y hablar de estadísticas lo cual puede constatar cualquiera que escuche los medios ya que al hacerse cosa tal se habla de “América latina”, y no de América. ah, y señor, si hubieran idiomas neolatinos, el portugués -QUE SE HABLA EN BRASIL-, es uno de ellos (no defiendo al tipo ese Benitez, ni me interesa mucho el tema ovni, pero antes de hablar de la “pobreza intelectual” -o algo así- de alguien, mire un poco primero a la suya; yo no terminé siquiera la secundaria, no obstante tengo un conocimiento básico de geografía que en su caso es inexistente… demasiada educación brindada por los yanquis, evidentemente, yo prefiero seguir ignorante) -dudosísima virtud es el intelectualismo y totalmente descalificable es quien use al “ignorante” como insulto ya que la calidad personal es independiente del nivel cultural)…

    AMÉRICA ES UN CONTINENTE, NO UN PAÍS. “LATINO”: UN AMERICANO FALTO DEL CORAJE DE LLAMARSE ASÍ.

    Martín Rabezzana

  14. Gaston dice:

    @Martín Rabezzana
    Le recomiendo Rivotril señor… no se lo tome tan a pecho

Leave a Reply


La nebulosa esotérica, New...

Publicada el 29 - ago - 2014

0 Comentarios

Volver

Publicada el 24 - ago - 2014

0 Comentarios

El día que Leonardo...

Publicada el 24 - ago - 2014

2 Comentarios

Gauchito Gil, mojones rojos...

Publicada el 23 - ago - 2014

0 Comentarios

Crónica desde Belgrado

Publicada el 22 - ago - 2014

0 Comentarios

Factor en Twitter

No public Twitter messages.